Skip to content
Noticias

En un apartamento.

marzo 30, 2022

Los cuerpos sin vida de una madre, de 91 años, y su hijo, de 49, fueron encontrados por servicios de emergencia, en un piso de Madrid. El estado de descomposición revela que ya tenían mucho tiempo de fallecidos.

Miembros del Sanitarios del Samur-Protección Civil se presentaron a la casa, ubicada en la cuarta planta del número 35 de la calle Atocha, y certificaron el fallecimiento de los dos, según Europa Press.

Los servicios de emergencias fueron alertados por los vecinos ante el fuerte olor que procedía de la casa. Una vez en su interior, al que los Bomberos pusieron una escalera hacia las ventanas y entraron por ella, se localizaron los dos cuerpos sin vida en la habitación.

Tras el primer análisis, y a la espera de confirmación por la autopsia, se calcula que su deceso podría haber ocurrido hace varios meses.

Agentes de la Policía Nacional se han hecho cargo de la investigación para poder determinar las circunstancias en las que se han producido los fallecimientos ya que tampoco hay señales de que un robo en el domicilio pudo haber sido cometido.

Al tratarse de una mujer tan mayor, se especula con que pudo morir por cualquier problema de salud, y luego su hijo por cualquier accidente- ya que era una persona dependiente y sufría el síndrome de espectro autista.

De acuerdo a comentarios de los vecinos, el padre de familia había perdido la vida años antes y no tenían muchos familiares o allegados que pudieran visitarlo y darle ayuda.