La niñera.

Un hecho insólito sucedido en Londres, Inglaterra con una adolescente de 15 años de edad, la historia la vamos a contar desde el principio. No se puede divulgar el nombre de la joven porque es menor de edad.

Una adolescente de 15 años fue contratada como niñera para cuidar por unas horas un niño de aproximadamente 12 años.

La joven niñera de 15 años, llegó a la casa a las 10:30 am para cuidar el niño. El niño que ella cuidaba fue entrevistado por la policía y estas fueron sus declaraciones.

El niño dijo que a las 12:30 pm, subió las escaleras de la casa y encontró a su niñera acurrucada como si tuviera mucho frío, pero también había mucha S4NGRE en todo su alrededor.

La joven le dijo al niño que esa S4NGRE la había botado por la nariz. El niño regresó a la sala de estar y, cuatro minutos después, vio que su joven niñera bajó las escaleras y se dirigió a la cocina.

Fue en ese momento que el niño dijo que escuchó el llanto de un bebé. Fue a la cocina y encontró a su niñera sentada en una silla con un paquete de ropa frente a ella en la mesa.

El jovencito añadió: “Entré a tomarme una batida, y cuando regresaba vi dos pequeños pies y piernas, y mi niñera me dijo que era solo una muñeca que estaba llorando. Escuché lloriquear como un bebé”.

El niño regresó a la sala de estar y usó su tableta para buscar en Google si las jóvenes de 15 años podían quedar embarazadas. Se “preocupó” cuando supo que podían y no podía entender por qué ella le había dicho una “mentira absoluta”.

Durante este tiempo, dijo que escuchó a su niñera abriendo la puerta trasera, cuando regresó a la cocina, el bulto de ropa, que tenía las piernas y pies habían desaparecido.

A las 2:10 pm, la madre del niño regresó a la casa y encontró la niñera cubierta de S4NGRE y le preguntó qué había sucedido y ella le dijo que se había caído y roto algo en el baño después de sufrir un mareo.

La madre del niño dijo que fueran al hospital, pero la adolescente no quería, finalmente se la llevó.

La adolescente les dijo a los médicos que ella tenía relaciones con chicos, por lo que podría haber una posibilidad de que estuviera embarazada, pero negó saber que estaba embarazada.

La madre del niño también sospechaba de un embarazo, pero una prueba dio negativo y las enfermeras comenzaron a sospechar que había habido un parto encubierto.

Se alertó a la policía y, tras las conversaciones con el adolescente, ella confesó haber dado a luz a un bebé de manera repentina mientras cuidaba al niño de 12 años.

La policía luego encontró “un bebé nacido a término en el contenedor con ruedas envuelto en ropa, más envuelto en una bolsa de basura”. El bebé ya había fallecido.

En la audiencia  la adolescente le dijo a la policía que creía que el bebé estaba sin vida cuando lo arrojó a la basura.

El forense  ​​le preguntó a la adolescente que si cubrió la cara del bebé con la bolsa de plástico cuando lo envolvió antes de colocarlo en el contenedor con ruedas.

Ella lo negó y dijo que no escuchó ningún sonido del bebé y que creía que estaba sin vida, aunque no le revisó el pulso. “No estaba haciendo ningún ruido. No se movía en absoluto”, dijo.

El detective quien dirigió la investigación sobre el casi, dijo al tribunal que el día del incidente, la madre del bebé había realizado varias búsquedas en Google.

Esto incluía “por qué tengo dolores de estómago realmente fuertes”, “por qué la S4NGRE con sustancia viscosa salió de mi V4GIN4 ” y “cómo cortar un cordón umbilical”.

La DCI dijo que creía que había suficiente evidencia para presentar cargos contra ella, pero luego de una revisión de CPS, el caso fue retirado.