A su madre.

Antes que nada quiero decirles que suceden muchas cosas malas en este mundo, pero es nuestro deber enterarnos de esos hechos con estas noticias, es la única forma de saber cómo protegernos nosotros y a nuestras familias de qué no nos suceda lo mismo.

También, para que te sigan llegando nuestras noticias debes comentarla en fb, compartirla en fb y reaccionar (darle me gusta) a cada una de ellas en facebook, es la única forma que fb te detecta como un usuario interesado y te hace llegar las nuevas noticias que publiquemos.

Una joven acaba de ser sentenciada a 21 años de prisión por haber propinado alrededor de 100 EST0CAD4S a su madre, a quien luego le C0RTÓ la cabeza y finalmente comió parte de su carne, en un hecho sucedido en Nueva Gales del Sur, Australia.

La madre fue identificada como Rita Camilleri, quien estaba todavía viva cuando su hija le propinó las cerca de 100 EST0CAD4S, antes de que su hija le C0RT4RA la cabeza, la lengua y la nariz y finalmente le sacó los ojos.

Jessica Camilleri de 27 años cometió el hecho en un arrebato de ira porque no quería ser enviada al hospital para recibir tratamiento psiquiátrico después de una serie de actos, entre ellos AMEN4Z4R con “DESTR0Z4R” las cabezas de personas desconocidas.

Dos psiquiatras forenses dijeron a la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur, Australia , que la hija sufría un deterioro sustancial de la mente.

Jessica usó siete cuchillos de cocina en el hecho, cuatro de los cuales se rompieron debido a la fuerza empleada por ella. Luego de hacerle todo eso a su madre, la sacó a la acera, el mismo lugar donde fue arrestada cubierta de S4NGRE.

El juez Wilson dijo: “Ella entendió la naturaleza de su acto cuando le hizo todo eso a su madre y claramente sabía que estaba mal. Ella … entendió completamente la naturaleza y la gravedad de sus acciones”.

Agregó que Rita Camilleri “debe haber estado en un D0L0R extremo y tanto sorprendida como ATERR0RIZ4DA por lo que le estaba haciendo su propio hija amada”.

La situación empeoró con la presencia de un niño de cuatro años, a quien Jessica se refirió como “el pequeño bastardo”, quien había luchado contra Jessica para detenerla y resultó HERID0.

Jessica luego alegó en su defensa que supuestamente su madre habría tratado de HERIRL4 primero y que ella se defendió por eso le propinó una estocada por la espalda, luego llena de ira dice que continuó hasta que le hizo todo lo que ya se ha descrito.

El juez Wilson dijo que joven, fanática de las películas de terror, sabía que lo que había hecho era mal porque mintió a la policía inmediatamente después de decir que había actuado en defensa propia.

El tribunal escuchó que Camilleri tenía una obsesión con las películas de terror y poseía ocho copias de The Texas Chainsaw Massacre y cinco de Jeepers Creepers, las cuales vio “una y otra vez”.

La hermana mayor de Camilleri, Kristy Torrisi, pronunció una declaración de impacto entre lágrimas y dijo que su madre fue “ultimada como si no fuera nada”. “No le deseo este dolor a nadie”, dijo. “Mi corazón siente un dolor tremendo todos los días”.