Tenía 17 años.

BANI.- Una jovencita de 17 años de edad identificada como Keissy Tejeda Pimentel, falleció de manera repentina la tarde de ayer jueves en el municipio de Baní.

Según informó el médico legista Dr. Walter López, quien evaluó el cuerpo sin vida en la sala de emergencias del Grupo Médico Baní, pues la joven llegó sin signos vitales.

El cuerpo sin vida de la menor fue enviado al instituto regional de ciencias forenses INACIF de la provincia de Azua para determinar la causa y consecuencia de su deceso.

Según informó su padre y otros familiares en las redes sociales, hace al rededor de unos 20 años, otra hija perdió la vida de la misma manera sin saber que lo provocó, pues sus familiares nunca fueron reclamar los resultados de la autopsias.

La menor residía en las inmediaciones del Patrón Louge Bar. Su fallecimiento ha causado asombró y gran pesar, pues la jovencita era muy querida, considerada muy carismática en su sector.