El niño lleva 33 cirugías.

Desde muy temprana edad al pequeño Lían le tocó sentir en carne propia una dura prueba de la vida. Su tía recuerda con no poco dolor la fatídica fecha. El 10 de julio del 2019 todos estaban felices, la familia de Lían había ido de visita desde Santo Domingo para el cumpleaños de su tía, pero una noche le abrieron la puerta a una persona que les desgració la vida.

Ese individuo incendió la casa con su padre, su hermana y sus dos sobrinos. Rafaelina conoció al agresor porque este le pidió ayuda, sin embargo le pagó de otra manera.

La madre del pequeño Lían lo protegió hasta el final, por eso el pequeño no tiene tantas quemaduras en la cara ni en sus labios. Lían es un niño que sonríe, un niño que siempre está contento a pesar de todo lo que ha vivido en su corta vida.

Increíblemente Lían ha pasado por 33 cirugías, perdió su pie izquierdo, dos dedos de su mano izquierda, y durante los próximos 16 años será sometido a cirugías reconstructivas.

Su tía le prometió a la madre de Lían antes de morir, que estará con su hijo hasta el final. En verdad que este pequeño es un gran guerrero.

COMENTARIOS