Un desafío entre jovencitos en las redes sociales, terminó en un hecho lamentable.

INTERNACIONAL – Un niño estadounidense sufrió quemaduras en varias partes de su cuerpo cuando sus amigos lo rociaron con quitaesmalte y uno de ellos lo encendió, para cumplir con un desafío en las redes sociales conocido como «reto del fuego».

El hecho ocurrió durante fin de semana en la ciudad de Dearborn Heights, en Míchigan.

Tras el incidente, Jason Cleary, de 12 años, presentó quemaduras de segundo grado en el mentón, el pecho y el estómago. «Pudo ser mucho peor», afirmó la madre del niño a WDIV. «Solo quiero que todos sepan que estos desafíos, o lo que sea que estén viendo en YouTube, no valen la pena para arriesgar su vida», agregó.

El niño estaba en la casa de su amigo cuando ocurrió el accidente, y de inmediato fue trasladado al hospital donde permaneció internado cuatro días. Jason comentó al medio local que la primera vez prendieron un fuego pequeño y lo apagaron, pero la segunda vez las llamas envolvieron su cuerpo.

A inicios de este año, YouTube anunció cambios en sus políticas con el fin de tomar medidas contra los videos que pueden promover este tipo de prácticas. La plataforma prohibió los «desafíos extremadamente peligrosos» que representan un riesgo inminente de lesiones físicas. También se restringió la publicación de «travesuras peligrosas o amenazantes».